15 de junio de 2014

Tú -JongTae-

DISCLAIMER
Los personajes pertenecen a la banda de Kpop 'SHINee' bajo el sello de la compañía SMent


FANDOM: KPOP, grupo SHINee
PAREJA: JongHyun y TaeMin
RATED: MA
SUMMARY: TÚ has cambiado todos mis pensamientos. TÚ has alterado todos mis sentidos. TÚ has desbaratado mi ya pobre cordura y robado la escasa razón. TÚ, solo TÚ...
ADVERTENCIAS: SLASH/YAOI relación chico/chico o como le digan ustedes. Esta será una historia de amor y romance homosexual con escenas de detallado sexo gay por lo que, si eso no te va bien puedes ir buscando otra cosa que leer, ok? Lean bajo su responsabilidad.


.

.* . El Show . * .

.

.

Eso no era normal. Eso no era normal para NADA.

Nervioso y confundido, el ya no tan pequeño maknae se mira al espejo corroborando, innecesariamente, que todo estuviera en orden, una vez más.

Era solo una extraña coincidencia que su camisa de aquel día, fuera de una llamativa tela negra traslúcida, estuviera abierta hasta casi llegar a su bien formado ombligo y no hasta aquel botón medio que en él era tan habitual. Así como también el hecho de que su siempre 'normal' maquillaje fuera ese día un tanto más marcado y casi sutilmente 'sensual' que lo usual. Ya que, al ver su vestimenta junto con su extraña actitud, las nonnas que allí estaban para ayudarles con la imagen se habían vuelto verdaderamente locas de ansiedad, comenzando a retocarle todo de nuevo en lugar de solo remarcar el linner negro tal y como siempre. No, esta vez tenía todo a nuevo. Más sombra, más rimmel, las pestañas más marcadas y el típico linner que ya no lo parecía tanto al ver en el espejo como de la nada parecía hacer que sus ojos se viesen casi, gatunos... y más labial. Mucho, mucho más brillo labial que sumado a sus labios regordetes y la maldita manía que tenía de hincharlos al mordérselos por los nervios resultaban en una boca que se veía quizás demasiado llena y húmeda. Sexy. Cosa que a pesar de los nervios y las extrañas ansias que esa noche le embargaban, encontraba fascinante porque de golpe ya no podía ver al eterno niño del grupo. Aquel pequeño inocente que todos se esforzaban en cuidar y proteger. Así él lo quisiera o no.

Su cabello revuelto, tal y como solo él parecía poder llevar y lucir.

Pelo de 'follado' como bien le solía decir su umma Key para molestarlo debido que él, en respuesta, automáticamente terminaba poniéndose completamente rojo.

Joder. No quería salir. No así. No cuando el cambio que quiso hacer sutil de repente parecía demasiado drástico y notorio. En realidad, y siendo terriblemente sincero, lo que él quería en aquellos tensos momentos era solo poder correr a su cuarto, enterrarse en su cama y taparse con cuanta manta encontrase para no salir jamás porque, sí, estaba jodido. Jodido y tan horrendamente asustado que quería gritar, o quizás llorar, sentía que ya ni eso sabía. Asustado de todo. De salir y de no hacerlo. De verlo y no verlo. De mirarle como siempre y de no hacerlo tampoco. Sí, de todo. Todo parecía estar cambiando y él no se sentía capaz de ir al mismo ritmo. Se sentía tan perdido y confuso como nunca antes. Tan confundido y preocupado que desde hacía ya unos cuantos días -desde que su calvario consciente comenzó-, quería solo esconderse y llorar. Tal y como hacía ya demasiados años no hacía, y sin embargo, en su estado actual no podría importarle menos.

Pero mientras, ya enteramente resignado,se hallaba ya saliendo de su refugio -más conocido para el resto del mundo como su escueto y pobre camerino-, caminando temblorosamente hacia aquel sitio que sentía como el escenario de su trágico final pero que pasaba a ser solo el gran escenario de uno más de sus shows. Nada más y nada menos...

.

Allí estaba de nuevo. Jodidamente genial.

Él cantó y el otro cantó. Él se alejó y el otro lo igualó.

Y ahí estaban ahora... de nuevo. Mientras él guardaba los temblores para dentro y recitaba las palabras sin saber que demonios decía realmente, cuando de pronto, algo cambia repentinamente.

Taemin nota de inmediato el salto de unas cuantas notas al mismo instante en el que también logra percibir como el mayor se encontraba acercándose demás y... demasiado cerca -piensa el menor-, demasiado malditamente cerca como para que su ya muy endeble bienestar mental siga tan 'bien' como estaba hasta entonces... y luego apenas si logra reaccionar congelándose unos dos segundos tras haber sentido el más ínfimo contacto de roce de labios sobre su muy conocido regordete labio inferior.

Todo había resultado demasiado rápido como para poder procesarlo adecuadamente. Una caótica serie de eventos que luego lo dejarían con la boca seca,el corazón acelerado y con unas grandísimas ganas de darse una y otra y otra vez la cabeza contra la pared. Pero eso sería luego. En aquellos momentos, el ahora joven pelinegro se encontraba todavía en shock.

El escenario demasiado mojado por la lluvia constante del día.

Jonghyun tropezando apenas tras resbalarse al pisar mal un pequeño charco, pero sin llegar a frenarse puesto que ÉSE era el preciso momento en el que ambos DEBÍAN de llegar a aquel lugar. Un gran paso -casi salto-, hacia él y manos atolondradas que al ver tal cosa se aferraron en lugar de detenerlo... Y todo ello terminando con los labios de Jong apenas rozando o más bien presionándose sobre su labio relleno para enseguida quitarlo y seguir con el show mientras que apenas lograba mirarle a los ojos, aunque sí siguiera recorriendo su torso y cuello, y nuca, y... todo. Tocándolo todo con esas manos que de pronto parecían a cada segundo más ansiosas y atrevidas. Porque él nunca le hubo tocado, nunca se había aprovechado a posar sus manos así, directas sobre su piel para luego dejarse perder por debajo de la tela restante, así como tampoco nunca había sentido a sus uñas rastrillándole la nuca o cintura, porque sí, su mano realmente se había colado por sobre la cintura del pantalón y se quedaba jugando con su piel ya hiper sensible, y sí, también era cierto que su otra mano realmente le aferraba y rasguñaba la nuca, ya no solo agarrando o medio apretando como era usual.

Por su parte, de pronto se hallaba perdido en el maravilloso calor del momento y el pequeño maknae dejó a sus manos acercarse para que apretaran y movieran como si fueran reconociendo el terreno tentador que resultaba ese cuerpo. Cuerpo que ahora parecía en cierta forma invitarlo a más... mucho más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • FanFiction
  • Amor Yaoi
  • Youtube