1 de julio de 2014

Tú... capítulo 3 (JongTae)

DISCLAIMER
Los personajes pertenecen a la banda de Kpop 'SHINee' bajo el sello de la compañía SMent


.

.* . El Enfermo . * .

.

.

Increíblemente fue su efusivo manager quien lo rompió sin tan siquiera intentarlo al gritar bastante complacido el como al parecer aquella 'jugada' había sido brillante ya que los vídeos y fotos no paraban de subir y circular al igual que los comentarios no paraban de publicarse . Las fans estaban realmente como locas por lo sucedido y las preguntas y especulaciones no tardarían en llegar. Definitivamente para el hombre aquello fue como una temprana navidad -pensaban los chicos-. Sin embargo uno de ellos mucho más preocupado de lo que aparentada, y mucho más que el resto porque conocía a sus chicos. Como buen líder debía de hacerlo. Él podía notar como Minho miraba con el ceño fruncido por la ventanilla mientras sus manos se apretaban y aflojaban intermitentemente, y como Kibum se quedaba muy muy serio -demasiado para él-, mirando sus manos con su reproductor sonando a todo volumen, aislándolo. Ambos amargamente sufriendo porque Onew sabía, él sabía que ambos de ellos tenían ciertos sentimientos por sus otros compañeros, y se entristecía por ellos. Por todos. Tanto fanservice y convivencia les había afectado a todos al parecer y ahora, con aquello, todo apuntaba a que la muy delgada estructura de su 'hogar' -porque a pesar de todo ellos ERAN una familia, tan disfuncional como eso sonara pero lo eran-, podría llegar a quebrarse.

Onew sabía que Minho de verdad quería a Tae, a su pequeño Taeminnie. Un pequeño que obviamente ya no lo era tanto, que estaba creciendo y que todos solo recientemente estaban empezando a notar, a asimilar. El apego que el rapero del grupo tenía era tan grande que él en realidad dudaba de que fuera verdadero amor. Él más bien veía aquello como si Minho fuera un hermano mayor demasiado posesivo y sobreprotector. Pero no era su lugar decir aquello, era la rana despistada quien debía de desentrañar y aclarar sus sentimientos. En cambio Key...

Por lo que podía ver el líder, Key resumaba amor por cada poro de sí. El chico parecía estar verdadera y profundamente enamorado del dino del grupo y... todo se estaba complicando demás ya que Key amaba de verdad a Jong, pero a la vez 'amaba' -con su fiero amor de madre postiza- a su pequeño 'Minnie' como su 'lindo bebé' y así había sido desde que estos se conocieron. Onew sabía que la diva del grupo iba a sufrir mucho si todo esto que se veía venir iba a más, pero realmente no había nada por hacer para evitarlo. Onew lo único que pedía a los cielos era el poder mantener unido a su grupo mientras que todos se tomaban el tiempo para aclarar sus sentimientos, pensamientos y pasiones; eso, y paciencia y sabiduría para poder ayudarles a todos a todos en lo que sea que se viniera. Su único pensamiento era que ellos eran una familia y afrontarían los obstáculos como tales.

.

Su cuerpo dolía. Se sentía taaan pesado. Cansado. Su mente estaba rara y se confundía. Tenía sed, pero apenas si podía mover la boca -mucho menos la cabeza desde donde se había desde el principio apoyado contra la ventana-. No era capaz de pedirle a alguien tampoco que le ayudara. Molesto y desesperado apenas un quejido salió/escapó por entre sus muy resecos y calientes labios. Un quejido que en el silencio reinante en aquel espacio reducido alertó a todos.

No supo cómo o porqué, pero pronto sintió voces que se oían lejanas y algo que le daban la sensación de manos, frescas sobre su piel, dándole un respiro al calor que le embargaba y haciéndolo gemir cuando éstas se alejaban ¡Tenía calor!

Ni siquiera notó cuando unos fuertes brazos lo depositaron sobre una marcada espalda muy bien formada, ni cuando fue dejado con suavidad sobre el fresco colchón. Apenas si se quejó al sentir como paños fríos tocaban su cada vez más ardiente piel.

El pequeño doliente no notó nada de todo eso ni tampoco como bajos balbuceos incoherentes luchaban por salir de él.

... Ni mucho menos cuando unos tibios labios rozaron su sensible piel acalorada pero, era un sueño, en medio de su delirio, él lo degustó, lo moldeó a su antojo débil, queriendo más, mucho más... Ya nada le era suficiente de sus sueños cuando soñaba con... él.
.
.
¿Comentarios? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • FanFiction
  • Amor Yaoi
  • Youtube