8 de junio de 2014

Be Mine... Capítulo 7

DISCLAIMER
Los personajes no me pertenecen. Ellos son miembros de dos grupos de música KPOP; SHINee EXO , ambos bajo el sello de la compañía SM.



Be Mine... Just MINE
.
.
Revelaciones
.
.


Todo fue relativo desde entonces. Los minutos parecieron horas y las horas meros segundos. Ambos jóvenes repentinamente desaforados en la búsqueda de la tan ansiada cumbre de placer. Desesperados por, finalmente, llegar al tan anhelado clímax y poder salir ya entonces de ese vórtice que les mantenía pendientes y al filo, al borde mismo de la locura y el deseo más crudo. Queriéndolo todo e incluso más.

Pero nada era eterno y todo, tanto lo bueno como lo malo, siempre llega a su fin. Y ellos y su robado momento de pasión no serían la excepción.

.

Con un grito que de seguro se hubo escuchado mucho más allá de aquellas cuatro paredes que les encerraban a la par que un gruñido que le acompañó pareciendo hacer querer cimbrar por completo la habitación, ellos se vinieron en un clímax demoledor. Un clímax que culminó con Kai ecabando entre su cuerpo y las otrora frescas y limpias sábanas. Sorprendido hasta lo indecible cuando, al bajar un poco de su nube post orgásmica cayó en la cuenta de que él realmente había logrado venirse aún sin tan siquiera haberse tocado aquel miembro que aún sentía pulsar y latir. Su descarga reluciendo notoria contra la oscura tela azul marino, y mientras él caía en todo aquello, Taemin se clavaba en él lo más fuerte que su cuerpo fue capaz de llegar antes de sentir como aquella bobina de tensión en su bajo vientre llegaba a su buscada liberación vaciándose por completo en su cálido interior, disfrutando enormemente de aquellas contracciones con las que el ano del menor le apresaban debido a su propio orgasmo; asombrándose un poco al sentir como su descarga no pareciera tener fin y encima de todo escuchando con extraño orgullo el leve pero marcado sonido de chapoteo ante los movimientos que aún medio seguían junto con el sentir del ligero chorreo por sobre sus testículos.

Saciado como nunca se creyó capaz, él se quitó de sobre la espalda del menor, quien yacía ahora precariamente desgarbado contra el colchón, e inmediatamente quedándose fascinado ante la clara vista de aquel hermoso culo moreno pálido y terso, mientras éste expulsaba poco a poco los restos de su, al parecer, desbordante semilla.

Jadeando inaudiblemente al sentir como su pobre abusado miembro quiso hacer el intento de revivir ante tal erótica visión.

Segundos después, y apenas llegando a poner una pesada mano por sobre la cadera de Kai, el sopor post sexo le invadió como un tsunami y Taemin terminó por solo dejarse caer, medio de lado, medio por encima sobre el cuerpo del otro quien según pudo ver había incluso aguantado menos que él. No fue plenamente consciente de como su brazo terminó por moverse hacia la cintura ajena ni de la fuerza que él mismo hizo para atraer al otro aún más hacia él. Apenas consciente de llegar sentir algunas palabras susurradas contra sus labios y él jadear en respuesta un gemido ahogado.

Lo único que Taemin pudo 'sentir' más que saber, era que él tenía una jodida sonrisa en el rostro, solo eso... y luego el mundo perdió toda conexión con él.

.

Tenía frío, eso era lo único que tanto su piel como su mente registraban en conjunto. Sentía que su cerebro no estaba muy por la labor de 'pensar' correctamente y medio -como podía-, se preguntaba qué demonios había tomado ayer para que le dejara tan así. No podía identificar un dolor sino más bien una dolencia generalizada. Un malestar corporal completo que le daban ganas de quejarse por solo respirar y...

'¡MIERDA! Owww... Joderjoderjoder... ¡¿Qué demonios fue eso?!' -se preguntó Kai cuando, al querer estirarse hacia el final de la cama donde por instinto solía correr las mantas, un dolor agudo como rayo le atravesó desde la cadera hasta... todo. O más bien debería decir desde su trasero pero, no podía ser eso porque A; no recordaba haberse caído y B; no hubiera estado en su cama que, por cierto... no, lucía... como SU cama, y, bueno, entonces... Bueno '¡MIERDA DE NUEVO! ¿Dónde carajos estaba ahora?'

Apenas con un ojo medo abierto, Kai fue capaz de saber en el primer segundo que esa NO era su habitación. En el segundo segundo -valga la redundancia-, notó que la cabeza le tronaba si siquiera pensaba muy alto y que eso siempre era consecuencia de una cruda muy cruda... cosa que no era habitual, no... pero sí, bueno, mejor dejarlo ahí. En el cuarto segundo su cuerpo le avisó de que el dolor sí provenía de su trasero y quedó medio confundido hasta que, en el sexto segundo su piel registró como sí había una zona no afectada por el frío, una zona con un ligero peso encima que no era suyo.

Y luego su cerebro pareció por fin querer conectar un poco mejor porque en el mismo instante reconoció varias cosas más a la vez y con las que no supo que demonios hacer.

Primero vio un destello que reconoció como un premio de los de la noche anterior y al lado un saco cuadrillé que reconocería donde fuera. Sintió su piel desnuda y como su bajo vientre estaba tirante, tocando apenas y sabiendo el porqué de ello al instante. Inhaló el aire y el olor a él, a sexo y a... ÉL le llenó las fosas nasales... Y como consecuencia todos los recuerdos parecieron querer regresar a él de manera rápida y dolorosa.

'¡OH JODER! ¡OH MIERDA! ¡Mierdamierdamierdamierda! ¡MIEEERRRDA! ¡Joder! ¡NO! ¡La cagué! Oh joder, no... lo jodí, lo jodí todo ¡¿Por qué?! ¿Qué... ? Yo... ¡NO!'

Su mente era un caos que no solo recordaba poco a poco más y más sino que al mismo tiempo parecía querer repetir los mejores momentos de la noche también. Y Kai no entendía. Era tal su desesperación al pensar que él había ciertamente hecho algo y que con ello finalmente había tirado por la borda años de profunda amistad, que él no podía procesar el hecho de lo que las propias imágenes de recuerdos suyos le decían. Estaba aterrado. Estaba entrando en pánico. Y estaba casi llegando a hiperventilar, completamente cegado a nada más allá de su irracional temor. O así fue hasta que algo le sacudió casi con violencia y le hizo enfocar a algo delante de él.

.

Era el sueño más perfecto y reparador que había sentido tener en años. Su mente se hallaba en tal felicidad y calma que más que soñar parecía flotar.

Pero, como si fuera una nube negra su consciencia comenzó a querer aflorar, y al hacerlo se sintió temblar... era algo estúpido, él no temblaba, ¿por qué lo haría? Y sin embargo no dejaba de hacerlo, y cada vez más. No entendía, ¿por qué él...? Fue entonces cuando lo sintió. Un bajo quejido que parecía dolor retumbó en sus oídos. Y él de golpe, despertó.

Era extraño como funcionaba la mente. Por lo general tardaba bastante, no solo en despertarse sino también en que su mente funcionara correctamente hilando hasta el más estúpido de los pensamientos. Pero esta vez para Taemin fue todo lo contrario. Se despertó medio inseguro saliendo de uno de sus mejores sueños, se confunde porque sabe que algo pasa pero que no proviene de él... y en el segundo en el que el quejido llega a sus sentidos todo parece tener de pronto un sentido extremo para él.

Kai. Temblando. En shock. Triste. Avergonzado. Lo de anoche. Ellos. Malestar.

Sí, su mente procesó todo y le resumió lo debido. Kai estaba mal por lo ocurrido la noche anterior tras su borrachera. Lo ocurrido con él.

'¡Oh JODER!'

Pero Taemin sabía que no podía hundirse en el arrepentimiento y autocompasión en aquellos momentos. Él tenía que estar para su... 'amigo', si es que todavía lo era.

Le llamó para que le prestara atención, para que hablaran. Para que le diera una oportunidad de salvar lo que quedara de su siempre querida y preciada amistad. No hubo caso. Comenzó a preocuparse porque de en serio Kai no dejaba de temblar y ahora incluso parecía comenzar a gemir. Él no podía verlo así. No lo soportaba. Actuando más bien por instinto él soltó aquel cuerpo tembloroso y lo tumbó boca arriba aferrándose a sus hombros y zamarrearlos en el proceso. Viendo casi con un suspiro de alivio como parecía la razón querer volver a él. Alegre de haberlo conseguido pero de protno preocupado por lo que habría de venir.

'¿Por qué nadie hacía un manual sobre cómo actuar en la incómoda mañana del día después?' -pensó extrañamente el mayor de ambos.

.

Su mirada.

Kai quedó irrebocablemente perdido en su mirada.

Retazos de la noche pasada iban y venían bailando por sus ojos y mente. Todo cobrando sentido. Todo haciéndole estremecer ahora por otro motivo.

Uno; Aún estaban desnudos.

Dos; Taemin estaba aún encima suyo.

Tres; Su erección mañanera... la de ambos, parecían estar muy presentes.

Y él lo único que atinó a hacer en respuesta fue a gemir porque, ¡Por Dios! su cabeza estallaba pero su cuerpo se incendiaba y de pronto lo único que quería era volver a sentir todo aquello de la noche anterior mientras que una pequeña parte de él solo quería correr a por su ropa y desaparecer y...

Unos tibios labios carnosos, ahora ya conocidos, apresaron los suyos con evidente posesión.

Una boca húmeda y una lengua caliente se unieron pronto a ella.

Unas manos inquietas y, por lo que podía recordar, juguetonas, comenzaban a andar sinuosas por su fría piel. Calentándole al instante.

Mientras que sus ojos, aún perdidos en aquella ardiente mirada, le confirmaban que de hecho, todo aquello REALMENTE era verdad. Que todo aquello sí estaba pasando y era REAL.

Y eso le pudo...

—Tae...

—Shhh...

—Pero... tú no, yo, ayer... tú no...

—¿Yo qué?

—Tú... tú no eres... ¿Lo de ayer no fue...?

Un soplido y una unión frente a frente.

—Joder Kai, si la gente supiera en verdad lo inseguro que eres a veces —dijo el mayor sonriendo, de repente recuperando una confianza que desde ayer noche parecía perdida—. Anoche pasó, lo que quisimos que pasara, ¿ok?

—Pero, yo te hice... ¿no estás...? ¡Joder! —dijo el menor en respuesta cerrando los ojos por su propia creciente frustración. El pobre no parecía poder encontrar las palabras correctas para sacarse de encima todas las preguntas -y con ellas todas las dudas- que quería hacer.

—Kai... Mírame. Bien ¿me ves? ¿Me ves ahora? ¿Cómo estoy? ¿Cómo estamos ambos?

—Pero eso no quiere decir que...

—No. Pero, no creo que ninguno pueda explicar lo de anoche. Lo, hicimos y, nos gustó. ME gustó, pero si no quieres ni recordar aquello... Mira, podemos hacer de cuenta que nunca pasó y...

—¡NO!

—¿No?

De un momento al otro, Kai había tomado los hombros del mayor y se encontró girándolos hasta quedar en la cima una vez más. Más imágenes y recuerdos surgiendo entonces. Recuerdos que le hacían envararse aún más y que sintiera como su culo a pesar del dolor pareciera querer ser llenado una vez más. El sentir la erección del otro contra la suya propia no estaba ayudando tampoco.

—No quiero olvidar. No quiero hacer de cuenta que no pasó nada. No quiero que te alejes. No quiero que esto sea solo una... prueba, experiencia, lo que sea, ¡No quiero!

—¿Y qué es lo que quieres Jong In? —susurró Tae. La expectativa incierta recorriéndole por completo aunque sin tener la certeza de que era lo que en verdad quería escuchar.

—¡A TI! ¡JODER, TE QUIERO A TI!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • FanFiction
  • Amor Yaoi
  • Youtube