28 de mayo de 2012

El placer del pecado... Capítulo 6

EL PLACER DEL PECADO

Esta es la historia de dos jóvenes prohibidos desde el mismo instante de su creación.
Una historia de amor fraternal destinada a un caótico fin.
Un amor que simplemente es cenizas antes de que el fuego se encienda.
Un amor corrompido, repudiado, condenado… Un amor de pecado.

.
CANCIONES DEL CAPÍTULO: 
Just A Feeling de Maroon 5 
Monster You Made Me de Pop Evil
.


Su cara de dolor era visible. Un dolor que nada tenía que ver con los magullones que le habían propinado los policías antes de detenerlo, uno que nada tenía que ver con las amenazas de sus padres de cortarle todo privilegio y mandarlo a un internado y bla bla bla.
No.
El dolor que demostraba en su rostro era un dolor que lo consumía desde dentro. Un dolor que desgarraba de tan solo verlo.
Edward jamás había sentido aquello. Era tan profundo. Era tan… crudo.
Un dolor inimaginable se había adueñado de su corazón y lo había dejado helado desde las entrañas hasta la punta de los pies. Un desgarro, eso sentía, como si algo se hubiera fracturado muy dentro de él, más precisamente donde latía erráticamente su muy arruinado y herido –además de algo olvidado- corazón.
Bella.
Ese fue el primer pensamiento que cruzó por su mente al sentir aquello.
Y la vio. Allí, de espaldas a él subiendo ya el segundo peldaño de la escalera, alejándose de la manera más literal de él ¡NOOO! Gritó en su mente. No.
El grito que emitió su boca, sin ser consciente de él, salió desde lo más profundo de su corazón. Un llamado de dolor y anhelo, un llamado desesperado. Era el llamado de alguien que está viendo partir el único pobre rayo de luz que aun se mantenía en él.
Sí, en estos momentos Edward Cullen, aquel joven que se había mostrado molesto con el mundo, desenfadado con la vida, aquel que daba problemas y que había probado varios de los grandes vicios de la vida sin pensar en nadie diciendo que nada le importaba… estaba desesperado.
 Él ahora era un chico asustado hasta el mismo centro de su tuétano, a una fracción de centímetro a caer de un gran precipicio, peleando contra el viento que se empeñaba en hacerlo caer… Porque él, él estaba perdiendo la única razón de existir y se sentía indefenso y reprimido de no poder luchar como quería.
La vio como si todo ocurriera en cámara lenta frente a él, como lentamente ella se giraba a enfrentar su mirada, su presencia… Y el dolor que vio en su rostro fue… devastador. Él lo sabía, sabía que algún día todas las barbaridades que había hecho y dicho finalmente se cobrarían todas juntas contra él pero, jamás, jamás se le ocurrió que vendrían de la única persona capaz de destruirlo en su totalidad.
Ella era su purgatorio, juez y condena… y ni siquiera lo sabía.
¿Irónico verdad?
Dolor.
Desesperación.
Silencio.
Frustración.
Odio.
Aquellos sentimientos tan potentes e intimidatorios lo recorrieron en tan solo un segundo para dejarlo aun más aturdido de lo que estaba al principio.
Dolor de no poder hacer nada.
Desesperación de sentir que sin ella se perdía en un abismo sin regreso.
Silencio, porque solo eso podía regalarle… su silencio, aquel que a él lo condenaba y a ella la salvaba. El único sacrificio desinteresado que haría a cualquier precio así ello le consumiera la vida.
Frustración porque de pronto su cuerpo y mente eran una batalla campal por mandar todo al carajo y pelear con uñas y dientes por lo que en realidad deseaba sin importarle a quien decepcionaba o a quien hería.
ODIO, odio profundo contra sí, contra ella por el simple hecho de ser quien era y torturarlo así y contra el mundo y sus muy estúpidas imposiciones que lo ataban a esta cadena horrible de sentimientos girando como una eterna rueda.
Sí, él sabía lo que aquella mirada representaba.
Ella, su Bella, su todo; su hermana, su amor, su prohibido. Ella se había resignado a él. Se había rendido a todo cuanto él había hecho, a todo cuanto él se había esforzado en un principio en representar para luego ser completamente absorbido por aquel mundo fácil y jodido… todo por evitarla, todo por evitar corromperla y arrastrarla al infierno que ocurría en él, todo por cuidar a aquella niña que amaba y que nunca podría tener.
Lo había arruinado todo. Lo sabía y se odiaba por ello.
Pero ¿Qué hacer? ¿Qué carajos hacer con aquellos sentimientos que cada día crecían más y más dentro de él, abrasándolo todo a su paso? ¿Acaso sería más correcto engañarla para que cayera con él? No. Eso nunca. Él se destruiría antes que permitir que ella pecara y fuera al infierno con él, antes que ella sucumbiera a este monstruo enfermo en el que se había convertido sin poder evitarlo.
Una mirada.
Una mirada que lo dijo todo en silencio como antaño.
Una mirada que los hirió en lo más profundo y que ninguno quiso ver pero que ya no podían evitar.
Un adiós.
Adiós concertado a los niños que fueron y se amaron de manera fraternal, adiós a los sueños y momentos compartidos. Adiós a la esperanza de volver a lo que fueron.
Una despedida que sabía a hiel y quemaba la garganta.
No lo pueden evitar, no lo pueden sortear, su amor es prohibido y siempre lo será. Él sabe que ella lo ama, se lo ha demostrado siempre en cada acto, pero su ego duele cuando su conciencia le recuerda crudamente que no como él quisiera que fuera. Nunca, jamás, aun si él lo permitiera… ella jamás lo amaría como hombre… como SU hombre. Porque, así ella lo supiera o no, él era solo suyo, por siempre, con condena o sin ella, con infierno o sin él, nada importaba. Él era suyo y no había mayor certeza que ello en él desde el mismo momento en que notó sus sentimientos.
Lo único que le había quedado desde el momento en el que se había obligado a separarse de ella fueron los sueños. Sueños tórridos, sueños de amantes. Sueños tontos, sueños de amor, sueños de anhelo y deseo.
Oh sí, los sueños. Sueños tan vívidos y eróticos que hasta parecían reales. Sueños que lo dejaban húmedo y molesto por su falta de control. Sueños que muy secretamente anhelaba porque sin dudas era la única forma de poseerla en cuerpo y alma como él quería.
Pero… Los sueños, sueños son.
Cruel engaño de la mente en brindarte aquello que tanto deseas y que tan fácilmente te quita tras el primer movimiento del despertar.
Edward había llegado al punto en que amaba y odiaba esos sueños. Al punto en que por tenerlos pero más aun, por anhelarlos, era cruel con él mismo.
Pero… si traicionarse era el precio a pagar por su secreto pecado y a la vez por tener esos brevísimos y agridulces momentos de paz, lo pagaría gustoso y aun más ahora… Cuando tras aquella muda e implacable conversación de mirada ella se retiraba de su vista infundiendo un hielo seco que quemaba en el corazón de ambos.
El perdón era algo que en él nunca podría existir porque, aun cuando todo lo había hecho por lo que creía su bien, él había herido a la persona que más amaría en su vida.
Él había herido a su pequeña hermana.
Él había herido a su amada Bella.

Respuestas a comentarios del cap anterior:
Miranda: Hajaajaj ¿Aro? Ugghh, mejor me apuro entonces ;) Un beso enorme y gracias por comentar.
Marianix: Todo bien reina!! De EITSM habrá cap pronto ¡Me flata tiempo! jejee Y aquí tienes un poco más del interno de Ed ¡Dios! Este chico es un cataclismo de emociones desbordantes...
Nydia: Muchísimas gracias por los halagos!! Ahora veremos como fluye todo ;)
Nini: Jajaj ¡Estudia y luego lees! Jajaja Naaa mentira, total los capis son bien cortos =P y mientras que no me retrase tendrán su capi semanal =)
Soledad Pucheta: Sí, pobres. Pero aún falta mucho camino por andar =)
CindyLiss: Espero que este cap te haya aclarado porqué ^^ tanto el cap 4 como el 5 terminan en el mismo momento pero desde perspectivas diferentes... este continúa ambas =)
Paty: Es triste leer y hacer a un Ed así pero sumamente necesario para que se pueda encarnar su dolor y confusión. Ya veremos de que irá ahora ;)
Sandra32321: Exacto. Mientras el amor esté el conflicto de Ed seguirá y las repercusiones afectarán a Bella.  Triste pero cierto.
Marce: Muchas gracias por tus cumplidos y me alegro que te guste hasta ahora ^^
Mercedes Mejía Vasquez: Me alegro que te hayas encontrado y que te guste!! Jajaj No hay problema con las malas palabras ;)
Iluvli_lion: Espero que este cap te haya aclarado el porqué de Ed ;)!! Y no te comas las uñas jajajaj

A  TODOS Y CADA UNO DE USTEDES GRACIAS POR LEER Y COMENTAR. 
NOS LEEMOS PRONTO (porque no quiero Vulturis por casa) BESOS Y CUÍDENSE.
**GUADA**
¿¿¿COMENTARIOS???

12 comentarios:

  1. :'( pobresito sintió el adios de Bella!!! muuuuuuuy triste :( pero así tiene que ser :'( aaaaaaaaaaah!!!!!!!! que feo es estar en esa situación!! un amor muuuuy prohibido :C!!!! espero que pronto puedas actualizar :D amo tu historia :)

    ATT: Rocío Gómez

    ResponderEliminar
  2. Hola buenisimo el capi espero que con esto Edward haya tocado fondo y que por favor no haga mas locuras que esto le sirva para arreglar malos entendidos y por favor que Bella no se aleje mas de él y le ayude a salir adelante en espera del siguiente capi
    saludos y abrazos desde México

    ResponderEliminar
  3. pobre Edward le toco vivir un destino muy cruel ,por DIOS y como sacarte del alma este sentimiento? gracias por el capitulo Guadi me encanto leerte.

    ResponderEliminar
  4. NOOOO!!! :'( esta muy corto el capitulo!!!!! Pero bueno pobresito mi Edward si que esta sufriendo pero todo lo que esta haciendo tiene consecuencias y creo que para el no van hacer muy buenas ya que esta haciendo surfrir mucho a Bella. Ojala las cosas se mejoren :)

    ResponderEliminar
  5. es una pena que tengan que sufrir tanto dios es desesperante pero espero que el cambie su rumbo...Gracias nena nos dejas con ganas de mas.......Besos...

    ResponderEliminar
  6. T.T T,T Dioos que cruel fue ese adios x3 pobre de mi Ed :( pero el tiene que luchar por Bella, espero que esto mejore...
    PD: Fue cortoo, pero como siempre lo he disfrutado(Y) sigue subiendo:)

    ResponderEliminar
  7. Si ya entiendo mejor el porque todo, me imagino que al sentirse impotente con respecto a Bella se desahogaba de esas maneras, y también para apartarse de ella, pero en verdad le costo caro todo, el pobre sintió el adiós de ella que difícil debe de ser eso...Se rendirá?, se confesara?...Saludos y suerte en todas tus actividades diarias...ciaooo

    Cl

    ResponderEliminar
  8. diablos nena!! una vez mas te felicito por tu capacidad para escribir estas cosas, definitivamente un gran don :) oye aunque el cap. estuvo un tanto corto me hiciste aguar mis ojitos :'( no me gusta que sufran tanto siendo tan jovenes pero bueno quien que amar, corresponder y ser correspondido es facil? y mas cuando ellos llevan esa "cruz en sus espaldas"... :(

    ResponderEliminar
  9. Me encantó, y ansio como loca un acercamiento, esta historia me causa sentimientos encontrados, ternura y emoción y tristeza por la situación en sí. Un beso querida y que estés bien!!

    ResponderEliminar
  10. Nena que triste!!! que angustia me produjo este capi, la verdad no se cómo tienes pensado continuar, pero tanto sufrimiento ufffff duele porras!!!

    Quizá si hablasen...

    Besitos

    ResponderEliminar
  11. pobre Edward, tantos sentimientos encontrados, tanto anhelo, desesperación, dolor y lo peor es que vio y sintió la despedida de Bella, todo acto tiene una consecuencia y aunque entiendo la actitud de Edward me da pena ¿de qué otra manera se sobrelleva lo que siente?, es para volverse loco. creo que les falta un montón por sufrir, muchas más etapas que sobrevivir antes de encontar la felicidad si es que ésta es posible para ellos aunque a pesar de la situación se las deseo de todo corazón.
    cariños. sandra

    ResponderEliminar

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • FanFiction
  • Amor Yaoi
  • Youtube