2 de julio de 2012

El Placer del pecado... Capítulo 11


EL PLACER DEL PECADO

"Esta es la historia de dos jóvenes prohibidos desde el mismo instante de su creación.
Una historia de amor fraternal destinada a un caótico fin.
Un amor que simplemente es cenizas antes de que el fuego se encienda.
Un amor corrompido, repudiado, condenado… Un amor de pecado".

***

Capítulo 11

***


CANCIONES DEL CAPÍTULO: 


I'm Yours de The Script
&
So Long, Goodbye


***



―Yo…
Dudas.
Demasiadas.
Una grieta abierta en el centro mismo del ser.
Un suspiro que exhala parte de sí.
―Yo también Bells. Créeme que yo también.
El tono.
Ese tono de pesadumbre como si todos los problemas del mundo de pronto volvieran a recaer sobre sus hombros. Nunca más cerca de la verdad que en ese instante de luz y calor.
Simultáneamente sus cabezas se separon para observar la veracidad de sus palabras y el trasfondo de ellas en el interior más intenso de sus miradas.
Dios.
Había tanto en ambos. Tanto que ver, que interpretar… Y tantas barreras por sortear.
Edward se encuentra en aquel momento envuelto en la sugestión de aquella hermosa e hipnotizante mirada. Un esclavo. Él de pronto era un esclavo de esos ojos, de ese ser. Él podría corromperla, hundirla junto a él en las llamas del pecado. Caminar junto a ella sobre las llamas de la condena de sus almas pero… no podía, sencillamente no podía condenar a un ángel a ello, sería demasiado; incluso para un ser tan despreciable como él que con aquella perversión en su sistema ya se había condenado a un infierno en vida.
Oh, condena esquiva que tienta al pecado más ansiado una y otra vez.
Condena eterna del alma ante la vista ejemplar del ser.
Pecado.
Tentación.
Pecado.
Deseo
PECADO.
ANHELO.
Edward se sentía desfallecer ante la incursión de errantes pensamientos que lo abordaban.
Sabía que sería un error ir hacia ella. Sabía que el ir hacia el canto de su sirena era algo que no podría controlar… pero nunca un impulso fue tan violento en él. Incontrolable. Innegable.
Se aferró a su propia mentira de control para darse un respiro y liberarse al fin de sus ataduras autoimpuestas para caer directamente en la trampa de su canto, en el cual cayó como marinero sediento de placer femenino.
Y la mirada seguía.
Y el poder cedía.
Y ella soñaba.
Y él anhelaba.
El amarre de los cuerpos se tensó.
El nombre del pecado se obvió.
… Y un simple y tierno roce fue lo que los hundió.
No se sabría decir si fue queriendo o no, si fue o no comprendido por quienes lo obraban. Si fue pensado, planeado o tan siquiera un impulso de instintos.
No sabría decirse nada.
Ellos tan solo se rindieron al coro que emergía en sus mentes dejando como resultado que él marcara a la sirena en su cantar, apoyando con suavidad la delicada carne de sus labios sobre el borde externo de los de ella, y ella, cesando su mágico cántico para simplemente cerrar sus ojos rindiéndose a disfrutar con extremo deleite aquel sencillo pero a la vez ardiente ligero toque.
La marca de un condenado en un ángel.
La marca de un náufrago a una sirena.
El dominio perdido de algo que estaba más allá del ser.
Efímero.
Volátil.
Fugaz.
Precario en su divinidad.
La tierna piel cálida de sus labios se apoyó con enervante suavidad sobre aquella preciosa y delicada comisura.
A medio paso del pecado y la perdición.
A medio paso de un viaje de ida sin retorno.
El tiempo se detuvo.
Si en aquel momento atemporal alguien hubiera entrado a la recámara de la joven tan solo se habría encontrado con la espalda tensa de aquel joven posesivo que en aquellos instantes se encontraba aterrado, embargado de contradicciones internas mientras que una gran batalla entre la lujuria y lo que le quedaba de decencia iba librándose dentro de sí. De la pequeña tan solo se asomaban sus delicados y pálidos brazos por la espalda de éste y algunos cabellos que al ser alumbrados por la delicada luz del sol que detrás de ella caían desde la ventana, le daban la apariencia de un leve halo rojizo.
Un ángel endemoniado.
Pero no.
Nadie entró.
Para bien o para mal el tiempo arrebatado fue únicamente suyo.
Terror.
El terror de abrir los ojos y afrontar el hecho de que el acto ejecutado -fuera a conciencia o no- había pasado. De que el acto ejecutado conllevara una consecuencia que no sabían si estaban preparados para afrontar.
Miedo.
¿Y como no tenerlo?
Dudas.
Ambas mentes se encontraban de pronto volando a miles de pensamientos y casi alucinaciones a la vez pero, ninguno había notado aún que la piel aún mantenía el contacto, que el calor aún los abrasaba, que aquel beso que marcaba un antes y un después en sus mentes, en sus cuerpos y sobre todo en sus almas… aún no había terminado.
Él se iba arrepintiendo a cada milésima de centímetro que se iba acercando y siempre una milésima de segundo después de decirse que se alejara.
Ella formulaba todas las formas, frases y debates que su mente sabía que eran las correctas como para reunir las fuerzas de alejarse antes de que él llegara a su piel… pero a la vez sintiéndose inmóvil, sin poder actuar ya que su corazón traidor no se lo permitía.
Segundos que parecieron horas.
Segundos insuficientes.
Gotas de agua dejadas al azar frente a almas sedientas.
El naufrago cayó en las garras de una sirena que aún no conocía el poder de su cantar.
La piel se enfebreció y el cuerpo clamó.
Vibraciones los recorrieron como si hubieran corrido una maratón. Electricidad pasó a tropel por sus poros naciendo desde el roce del otro y activando cada terminación nerviosa a su paso, casi como si un tren hubiera arrasado con ellos.
Un segundo.
Un segundo más decían sus sentidos como si fuera un canto de piedad hacia alguna deidad pagana.
Presos de un embrujo del cual por más dudas, temores o confrontes que quisieran poner… en aquellos momentos no podían ni siquiera pensarlos; así de perdidos se hallaban uno en el otro.
Pero la condena del tiempo no paró.
El mundo siguió girando y el tiempo fuera de su burbuja siguió su curso.
El padre Cronos no tuvo piedad de aquellos seres volubles que se desgastaban día tras día en autoconvencerse de poder hacer algo que en realidad sabían estaba más allá de ellos.
Destino.
Un estremecimiento que jamás se sabría a ciencia cierta de parte de quien provino fue lo que hizo que finalmente sus labios se separaran apenas un milímetro de donde se hallaban.
Un abismo si se tenía en cuenta la necesidad arcaica del ser.
Y, casi como si fuera un aviso divino, una ola de viento ligeramente helada pasó entre ellos, causando que por fin ellos abrieran sus ojos ante el otro solo para terminar quedándose viendo por otra cierta cantidad de tiempo que no querían ni saber. Aún perdidos gratamente entre los brazos del otro, aún sintiendo el dulce aroma del otro sobre sus labios, a un suspiro de una nueva conexión y ya perdidos en encontrar las razones por las cuales aquello no podía pasar pero sintiendo más que sabiendo que aquello no debería de ocurrir más allá.
Difícil. Verdaderamente difícil exhalar el aire propio para verlo inhalado por el otro. Difícil respirar el aroma exhalado por el otro y no actuar en consecuencia como una parte, cada vez mayor, de su cuerpo pedía. Más difícil saber que lo correcto era separarse y darse cuenta que en realidad, no era aquello lo que querían fuera o no lo que se debiera hacer.
A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo. (*)
Sí. Irónico. Absurdo… Pero así era.
Y fue entonces que Edward se dio cuenta de que había caído en su propia trampa al ir allí. Ahora sabía además, que su cuerpo clamaría por obtener más de aquel elixir del pecado que apenas había probado pero que ya se le había grabado en los sentidos y le había embotado todo su cuerpo, borrando todo sucedo de su memoria antes de aquello, borrando cada curva recorrida y cada beso robado de chicas y mujeres que para ese entonces ya no tenían ni forma, no voz, ni mucho menos rostro para él.
Él de ahora en adelante sería esclavo de aquel surreal y efímero recuerdo… y lo sería feliz como precio de por lo menos haberlo tenido.
Porque el precio de todavía sentirla entre sus brazos, de haberla tenido de aquella manera tan cercana olvidando los lazos de sangre y tan solo siendo por un brevísimo espacio de tiempo un hombre y una pronta mujer de una forma que hace tiempo soñó pero a la que en igual tiempo se había resignado a que solo fuera eso, valía la pena. Simplemente, valía la pena.
Y aún más al ver como sus ojos de pronto refulgían brillantes de una manera que jamás había visto en ella mientras sus mejillas se coloreaban rápidamente con aquel tono rojo suave que ya se había acostumbrado ver y que secretamente amaba de ella porque le mostraba su inocencia y su hermosura irreal.
Mientras tanto la mente de la joven iba a toda velocidad pensando en todo en lo que en aquellos segundos sintió y en lo que daba por sentado debería de haber sentido… lo extraño es que ambas cosas o sentimientos no concordaban entre sí.
Ella no sintió asco, sintió anhelo.
Ella no sintió deseos de moverse, quiso acercarse.
Ella no sintió repulsión, sino que su tacto y aroma la invitaban a más.
Ella quiso algo más… aunque no sabría precisar qué exactamente.
Lo que sí sabía con total seguridad desde aquel momento era que no quería que ese contacto terminara; y para su aún mayor sorpresa, ella no se hallaba avergonzada de sentir aquello.
Quizás porque aún tenía sus brazos envueltos en ella.
Quizás porque aún su aliento envolvía su cara y nublaba su razón.
O quizás, solo quizás, porque era el anhelo el que dominaba sus sentidos.
Pero la pregunta del millón para aquellos jóvenes que se hallaban sin saberlo o notarlo en las mismas puertas del abismo era tan simple como compleja; ¿Dónde los dejaba aquello?
.
.
(*) Jean de la Fontaine -escritor y poeta francés.




***

GRUPO EN FACE: *PEQUEÑOS PECADORES*




RESPUESTAS A COMENTARIOS DEL CAP ANTERIOR:


ROMY:  Owww, se tema es jodidamente hermoso =') Me alegro que te haya gustado nena!!
HEBE: Me da penita que sufras tanto pero esta es una historia de dolor y superación... y aun falta bastante por pasar =S
MARCE: Jajaja paciencia!! ;) Fata falta falta muajajaja
ALEJA: Tiempo al tiempo!! Jajja Todas las dudas se irán disipando de a poco jejej Paciencia!!
CINDYLISS: Jjajaja... Pues te mando unas postizas?? *_* No, en serio... ya déjatelas en paaaaz jajaja
LIGIA: Muajajja soy reeee malaaaa jajaja (eso mismo le digo a mis hijoz jajaja ;) )
ADRIANA: Pues muchísimas gracias!! Y me alegro de que la historia te llegue tanto ^^
ROCÍO: Me alegro que te haya gustado el trailer ^^ y EPDMS es uno de los más avanzados que llevo ^^ tiene un poco de todo jejeje 
ILUVLIL: Gracias nena!!! Me encanta que les guste!! Jajaj 
PATY: Muajjaja... q t ha parecido este cap eh?? Ya tuviste un mini acercamiento ;)
SANDRA:  Un capi más... Muchas gracias por los elogios!! *_* ;)
NIDIA: Gracias a ti por el apoyo nena!! ;)
NINI: Pues espero que esta vez no hayas quedado como =O jajajaa ;) fui bueeena muajaja
MARGA: Este va a ser un dramón!!! Jajjaja No, en serio... Nena este apenas es el preludio de lo que les tocará vvir. Para bien o para mal...
MERCEDES:  Espero que este cap te haya sido suficiente... al menos sí hubo roce ;)
PAZ:  Muchas gracias y me alegra que te guste ;)
ELIZABETH:  Me alegra que te guste ^^ !!
NANAMI:  Espero que hayas podido leer mejor... No sé porqué se cambia el formato de espacios cuando lo subo al blog =/ Gracias por la recomendación ;) y con respecto a los caps no lo tengo definido... Sé todo lo que llevará la historia pero no exactamente cuanto ocupe cada evento. Eso sí, que falta falta ^^




Nen@s mil gracias a tod@s por leer, comentar, sufrir con ellos, emocionarse con ellos... de verdad ^^ me hace bien saber que lo que escribo les llega.

Otra cosa... Qué les parece eso de los espacios?? Se les hace más fácil?? Bueno, si es así prometo hacerlo siempre que tenga tiempo porque el formato se cambia solo en blogger y lo tengo que hacer uno por uno ¬¬ (jodido blogger) en fin... 

Ahora sí... Como siempre nos leemos pronto... Besos y CUÍDENSE!! 
Guada*

¿¿¿ COMENTARIOS ???


12 comentarios:

  1. Hermoso capítulo, que duro ha de ser un amor así, el vivir en el abismo siempre...tentados.

    Me encanta tu manera de escribir la historia, haces que cada emoción, que cada situación se haga tangible, podría decir que a veces me siento como una espectadora, como si pudiera levantar la mirade del pc y los viera a ellos allí frente a mi.

    Y pues nena me tocará sufrir a su lado con tal de conocer su historia....

    Besos

    ResponderEliminar
  2. dios esto es fascinante me encanta la forma de como describes todo es como si pudieramos sentir tambien lo que sientes ellos ,me encantaaaaaaaaa....Gracias cariño,cuidate,Besos...

    ResponderEliminar
  3. Woa hermoso capitulo me ha encantado la forma en que lo escribiste como si fuera una poesía, me has hecho sentir todo los emociones que quisiste trasmitir, en verdad muy bueno...sobre el capitulo que te digo la pregunta no es solo como quedaran sino también se quedara él o se ira igual...hablaran, se dirán lo que sienten, como ya no tengo uñas gracias a una personita (nombre no digo, es que es verdad ni me di cuenta cuando me las estaba comiendo, jajajaja)tengo este otro ritual cuando leo fic generalmente son en la noche así que me tomare una copa de vino o una cervecita bien fría dependiendo del maravilloso clima panameño (mírese el sarcasmo) para pasar bien el capitulo...Bueno chica saludos y suerte en todas tus actividades diarias ciaoooo....

    Cl

    ResponderEliminar
  4. Dios lo me Guadi, me haces estremecer con cada palabra. Joder lo que sufren estos dos. La agonía de Edward es palpable.
    IN CRE I BLE

    ResponderEliminar
  5. Hola me encanto que se besaran y me sorprendio mucho la reaccion de Bella ojala no se quedara callada y le diga algo a
    Edward que le de alguna esperanza o no se que al menos le levante un poco el animo seria un muy buen recuerdo para ahora que esten separados que espero no sea por mucho tiempo en espera del siguiente capitulo
    saludos y abrazos desde México

    ResponderEliminar
  6. Wow me encanto el capitulo!!! :D Quede sin palabras la verdad asi me dejaste con este capitulo no puedo creer lo que paso pero wow me encanto como lo escribiste la verdad su amor se siente!!! :D y gracias por siempre responder a mis comments me alegra mucho que leas lo que pienso :D saludos desde Cali, USA :D

    ResponderEliminar
  7. Pobre Edward este beso va a ser su tormento no es justo que tengan que sufrir, me encanta como escribes aunque desgarras mi alma con cada cap saludos y besossssssssssssss desde Peru.

    ResponderEliminar
  8. paciencia es lo que precisamente no tengo guadi!, pero tengo que encontrarla!, tengo que encontrarla, no se como pero bueno!... Dios mis uñas terminaron vueltas nada con este cap!, Dios pobres!... bella no lo dejes ir!!!... mis felicitaciones guadi

    ResponderEliminar
  9. hermoso capítulo, la forma de traspasar las líneas y llegar al alma y al corazón, es como si estuviera de frente a ellos presenciando de primera fuente el gran amor y tormento de los hermanos, que difícil y duro es amar así cuando son tan jóvenes y el lazo de sangre trata de ensuciar en amor tan puro y real, no se siente sucio o incorrecto, no se siente equivocado o enfermo ver un amor así, el beso me mató, fue tan lindo y revelador, al menos para Bella y ahora Edward se va, qué pena, pero es necesario
    cariños nena, gracias nuevamente por tu maravilloso fic

    ResponderEliminar
  10. dios me encanta la historia pero me desespera tanto tormento
    cuando van a estar realmente juntos???
    ya no nos hagas sufrir guadi xD

    ResponderEliminar
  11. Aah!!! me encanto el capitulo... es una lastima que el blog te modifique los espacios... sii me duelen los ojos =( pero bueno el contenido lo vale jajaja
    Espero con ansias el siguiente capitulo y espero que Edward no se vaya :D

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. uff se me habia perdido la historia pero ya la estoy retomando y oyeee que caaaaapitulo se besaron que tiernos *__* bueno bellita que no sabe ni lo que siente, pobechita y ed ahora creo que si lo perderemos, parara en loco =(

    ResponderEliminar

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • FanFiction
  • Amor Yaoi
  • Youtube