16 de mayo de 2014

Sumiso por TI... capítulo 4

DISCLAIMER
Los personajes pertenecen al maravilloso mundo de JK Rowling y la historia es de mi autoría.



RATEDMA
PAREJA: HARRY POTTER/SCORPIUS MALFOY... menciones leves de Harry/otros.
ADVERTENCIAS: Algo de lenguaje adulto, SLASH -ES DECIR RELACIÓN HOMBRE/HOMBRE-. Escenas de sexo explícito. Mención leve de ingesta de sustancias (en este cap). Relación con gran diferencia de edad. Relación Dom/sub en su mayor parte. Mención de poses, juguetes, reglas y castigos acorde al estilo BDSM. Y, creo que eso cubre todo así que, si hay algo de todo esto que NO te guste quedas advertido.

Capítulo 4

.

.

—Vámonos —ordenó.

Al mando. Siempre en control sobre todo aquello que pudiera. Era como era. Así, con esa necesidad casi compulsiva de estar a cargo de todo desde el momento en el que 'finalmente' se dio cuenta de que su vida era SUYA. Suya y solo suya. Para vivirla, para joderla, para pasarla tal y como el quisiera. No más manipulaciones. No más correr por su vida o la de otros a cada minuto. No más no saber qué demonios era lo que pasaba porque a todos se le ocurría la estúpida idea de 'protegerle'... por más que aquello nunca funcionara y realmente le creara más problemas y pesares que soluciones.

Control.

Lo más que pudiera y en cada puto aspecto de lo que ahora era SU vida.

Al final, había resultado en que su nueva forma de ser y manejarse fue demasiado extremo y shockeante para todos aquellos que hacía tanto decían le conocían.

Era algo doloroso el pensar en cuanto terminaron por alejarse de él después de un tiempo tras darse cuenta que, de hecho, aquello no era algo que fuera a cambiar y que por más que lo intentaran no llegaran a entenderlo, a comprenderlo a pesar de sus ganas. Pero, ¿cómo podrían? ¿Cómo podrían ellos, cualquiera de ellos, llegar a siquiera imaginar lo que fue su vida? ¿Cómo imaginarse lo que fue para é el ser completamente ciego e ignorante de cómo cada día de su vida había solo sido orquestado para un gran final de mártir? ¿Cómo podrían comprender lo que fue para él saber que todo lo que él era, toda su mentalidad había sido finamente guiada para que al final él no dudara de solo ir y dejarse matar a pesar de sus ganas de 'vivir'? No, había sido demasiado y le había tomado a su vez demasiado tiempo para encontrar realmente quien él estaba destinado a ser. Aún cuando esto fuera a consecuencia obvia de todo aquello vivido.

No, no odiaba a nadie. Ya no, porque si era sincero consigo mismo hubo un tiempo en el que sí, lo hizo. Odió a todos y a todo. Pero ya no. No había un real porqué para ello. Pero, de lo que ya no había ni la más mínima duda, era de que él nunca podría ser el mismo iluso y solo limitarse a... creer. No más. Nunca.

.

El joven rubio, siempre altanero y seguro de sí, se encontró caminando con las piernas temblorosas detrás de los apresurados pasos de quien le apresaba la mano. Siguiendo ciega y diligentemente porque sabía, sin ningún tipo de duda al respecto, que su Harry nunca le haría daño. No de mala manera por lo menos.

El solo pensamiento de encontrarse a su merced, siendo nalgueado y atado, el pensar en que su culo doliera por más de una brusca penetración hasta que incluso le hiciera gritar como una perra encelo -una que ya en aquellos momentos sentía que era-, le estaba afectando. Afectando tanto como para dejar escapar un estrangulado gemido teniendo como respuesta un firme apretón en su mano y dejándole saber con esto que había sido escuchado... y que, seguramente, pagaría por ello. Luego. Esperaba.

Casi corriendo por aquella cuadra y media, terminaron llegando a un desolado y oscuro callejón antes de que el moreno lo apretara contra sí y sintiera el típico tirón de la desaparición.

—¿Dónde...?

—Silencio.

Scorpius miraba atentamente aquel lugar desconocido en un silencio total tras lo anteriormente ordenado. No sabía donde estaba y, su estúpida curiosidad innata por saberlo todo estaba comenzando a molestarle. 'Estúpida cualidad de cuervo', solía decirse.

—Estás a salvo.

—Lo sé... señor —respondió el chico mirándolo de golpe sin esperar nada de lo que hubiera pensado decir después. Aún debía habituarse a siempre agregar su palabra de respeto a tal posición.

Harry en respuesta solo sonrió de lado. No era una sonrisa muy feliz sin embargo.

—No, Scorpius. No lo sabes. No sabes lo que haces al darme tanto poder sobre ti. Sobre TODO tú.

—Confío en ti.

—Pero... —negó con la cabeza cansinamente. Algo le decía que el chico que tanto le había tentado había finalmente llegado para quedarse. Le aterraba. Control. Necesitaba control. Y, si solo de esta forma lo tendría de nuevo, entonces...

Tenía que ganar tiempo y pensar bien sobre seguro. No había ni la más puta manera en que él se fuera a joder solo por tener ese culo pomposo a su merced. No. Ni hablar.

—Te pondré a prueba —levantó su mano antes de que el otro pudiera comenzar a replicar—. Sé que dices sentir que me amas y, aunque agradezco eso, a la vez me resulta extremadamente difícil terminar de creerlo y de sentirme cómodo con ello. Tenerte así a ti... Soy demasiado exigente y posesivo. Lo que pretendo de mis subs es mucho y puedo decirte ahora que fueron muchos los que no han podido con ello. Exijo entrega absoluta. Cada aspecto de tu vida como la conoces cambiaría porque de ahora en más sería controlada por mí y... —suspiró—... en verdad Scorp, por favor. No lo hagas. Te lo digo ahora como quien te conoce y te aprecia. Piénsalo ¿en verdad merece la pena el riesgo que asumirías al entregarte de tal manera a ti mismo? ¿Entregar tu entera voluntad sobre todo? ¿dejar de pensar en respuestas y decisiones porque ahora eso sería MÍO? ¿Vale la pena el riesgo de saber que bien podrías perder a quienes quieres si esto llegara a saberse? Muchos te verán desde entonces como solo un juguete. Como una puta necesitada. Como un niño con algún tipo de trauma. Puedo decirte ahora que esto también afectará a tu familia así lo quieras o no...

Quería. ¡Oh joder, cómo quería! Ansiaba como loco hambriento el solo tomarlo del cuello y tirarlo al suelo para hacer que lo tome en su pequeña boquita tentadora antes de girarlo y follarlo de tal forma que nunca lo pudiera olvidar. Pero lo conocía, y eso lo cambiaba absolutamente todo porque solo ese hecho lograba alterar toda su pobre dudosa moralidad al respecto. Joder, ¡pero si prácticamente le había visto crecer! Lo vio madurar. Desarrollarse. Formarse en quien hoy era. Siempre viendo secretamente embelesado aquella hermosa metamorfosis que hizo de niño mimado a un independiente hombre joven. Alguien seguro de quien era y centrado en lo que quería. Y mierda que era tentador el solo saber que lo que ahora el chico quería era justamente a él. ÉL. Tan tentador. Tan aterrador.

Sin lugar a dudas el chico le gustaba. Le atraía y le tentaba pero, dar el paso...

—Bien, estoy de acuerdo con eso, pero, señor...

—Harry. Por favor, y solo por el momento dime Harry o Señor Potter tal y como, antes... —dijo terminando medio inseguro. ¿Antes de qué? ¿De encontrarlo esa noche? ¿De besarlo? ¿De desearlo? El hombre sacudió su cabeza para despejar su confusión. Scorpius asintió.

—Harry... —dijo como degustando el nombre nunca antes dicho. Evidentemente tratando -y fallando-, de tratarlo como un igual que en ningún momento fue o sería. No sonaba 'correcto' llamarlo así para el rubio—. Señor Potter, sé que tiene dudas respecto a lo imprevisto de mi declaración. Muchas de hecho si tenemos en cuanta lo que sé sobre el que nunca ha tenido un sub o amante regular de tiempo prolongado. Sí, sé respecto a eso. Le he dicho que había investigado al respecto sobre en lo que me estaba metiendo y no mentí. Lo hice. Investigué TODO cuanto pude; todo, el estilo, las normas. Los límites... y a usted. Ciertamente no quería comenzar con algo que sabría luego no podría afrontar ¿Tengo miedo? Sí, seguro. Pero no de usted. No de esto. Mi real miedo ante todo es el de no encontrarme a la altura. De terminar siendo insuficiente o no complaciente para usted y que termines... dejándome —terminó casi en un susurro al final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • FanFiction
  • Amor Yaoi
  • Youtube