7 de mayo de 2013

el placer del pecado... capítulo 16




EL PLACER DEL PECADO

"Esta es la historia de dos jóvenes prohibidos desde el mismo instante de su creación.
Una historia de amor fraternal destinada a un caótico fin.
Un amor que simplemente es cenizas antes de que el fuego se encienda.
Un amor corrompido, repudiado, condenado… Un amor de pecado".

***

Capítulo 16

***

CANCIONES DEL CAPÍTULO: 

I miss You - Avril Lavigne
It's not Over - Daugtry
In Pieces -Linkin Park






Era el año. Era el mes... Era el día.

Largos, tortuosos y aun confusos años habían pasado. Años en los que la reclusión autoimpuesta y la metamorfosis cognitiva tuvieron lugar en ambos polos de la atracción.

Positivos y negativos.

Electrones y neutrones.

Opuestos.

Lados diametralmente opuestos en las más intrínsecas visiones de su vínculo.

Y aún así. A pesar de todo y todos. A pesar del tiempo y la distancia. De las lunas y los soles, del aire y las tormentas... la atracción insistía.

Era el día.

Promesas rotas. Olvidadas.

Sueños perdidos. Latentes.

Vidas en sombras. Media vida.

Era el día.

Un amanecer.

Un comienzo... y un final.

Un ciclo. Un nuevo ciclo comenzaba. Un nuevo capítulo comenzaba a narrarse en aquella triste e inconclusa historia.

Una muerte.

La muerte de los sentimientos puros e inocentes. Crédulos. Bohemios.

Un mantra.

La ley de la vida. La regla de oro. Supervivencia. Adaptación.

Un cruce.

Un sádico destino empeñado a interponer cada pequeño o gran obstáculo ante sí.

Un cierre.

Ya no más pensamientos errantes dedicados al lastimoso 'si hubiere...' No. Ya no más.

Un comienzo.

Claro. Ligero. Un lienzo en blanco para manchar. Una nueva partitura para llenar. Un horizonte que se presentaba infinito e inalcanzable y que, curiosamente, se mostraba a la vez como algo definido y esperanzador.

Un hola y un adiós.

Una sonrisa y una lágrima.

Una cutre ilusión.

Un vago deseo de que los instintos no predominaran la razón.

Una vida.

Una nueva vida en la que las posibilidades se mostraban infinitas al mismo tiempo que crudas realidades.

Saber. Estar. Sentir.

Implorar por que todo vuelva a lo que alguna vez fue y a la vez temer con todo su ser que eso mismo suceda.

Este era el momento en el que todas las defensas emocionales que ambos habían levantado en esos años serían puestos a prueba de la manera más cruda posible.

Poseer inteligencia emocional es tener capacidad para reconocer los sentimientos propios y ajenos, afrontar las circunstancias que la vida presenta, controlar impulsos, regular el humor, y experimentar empatía, entre otras cosas que influyen de manera significativa en el bienestar de las personas que se ama.

Pero hacer frente a la empatía del ser que amas cuando estás haciendo todo lo posible por evitar recaer en aquel círculo vicioso que te dejó tan desorientado años atrás, era pedir una proeza a esos jóvenes que se hallaban tan dolorosamente conscientes del otro en el mismo segundo en el que el aire se llenó del fresco aroma del otro.

Si se buscase alguna definición específica sobre como una persona es capaz de sentir o asimilar un mismo suceso en dos personas se encontrarían demasiado pronto en la disyuntiva de que obviamente un mismo suceso no se muestra o afecta a dos personas del mismo modo.

Por ser mujer Bella sin duda tenía una menor capacidad para disociar el comportamiento emocional del racional, así como también la flexibilidad para adaptarse a situaciones nuevas, la sensibilidad e intuición, y una mayor visión integral del mundo (era algo comprobado científicamente después de todo). Y así y todo... a pesar de toda aquella 'comprensión', no estaba para nada segura de su actuar ¿qué hacer? ¿qué decir?

Pero ahora, por otra parte, esas no le eran ninguna ventaja porque, ella sabía que, con tan solo mirarla; él, Edward, SU Edward; su hermano. Su cómplice, su puerto seguro, su otrora confidente. SU TODO. Él, que con solo ver sus pozos de chocolate -como él una vez les llamó a sus ojos cuando ella dijo que solo eran de un color común y aburrido-, ya sabía entonces lo que pensaba como si fuere un libro abierto que nunca cambiaba el escrito. Ese al cual extrañó con tanta locura que le dolía el alma por tan solo respirar y recordarlo lejos. Él... solo, él, estaría pronto allí, de pie; una vez más frente a sí. Una vez más como tantas veces antes y a la vez tan condenadamente diferente de una manera tortuosa que era casi hiriente físicamente.

Cada vez menos tiempo.

Y un tic tac de los relojes

Cada vez menos distancia.

Y un paso más allá.

Horas, minutos. Segundos.

Kilómetros, metros, centímetros.

Y la respiración se agitaba mientras que su mente compleja volaba a través de miles de pequeños recuerdos que eran tan buenos como malos sin sentirse ni por un instante capaz de detenerse por más que supiera que necesitaba centrarse y prepararse para lo que le vendría.

Apretando firmemente aquel pequeño amigo secreto que con sus simples hojas llenas de palabras incoherentes y pensamientos malsanos la condenaban ella releyó una vez más desde algunos pasajes lejanos en tiempo hasta aquellas palabras que había escrito hacía ya unas horas cuando dejó que su mente vagara sin racionalizar o poner filtro a sus manos.

Condena.

'Te extraño. No puedo olvidarte... y me duele ¡Oh Dios, como me duele! Duele tanto recordarte y aún más intentar olvidarte.'

'Nada está bien. No puede estarlo. Ya no. no sin ti, aquí, junto a mí. Como antes. Como siempre. o desde aquel día que tan cruda y cruelmente me di cuenta que con tu partida ya nada volvería a ser lo mismo. Que ya nada sería igual a lo que una vez hubo sido. No puedo ser la misma desde aquel día en que, con tu partida, tuve que resignarme a sumergirme en este infinito e incurable desde el instante en el que mis brazos se vieron forzados a soltarte y mi boca me condenó al decirte adiós.

Una palabra. Cinco letras... y mi mundo aún pequeño y sin forma se tambaleó y cayó sin pena ni gracia como un minúsculo castillo de naipes'

'¿Porqué? Dios ¿Por qué no pude comprenderlo antes? ¿Por qué no pude comprender cuánto te amaba realmente cuando aún estabas aquí? ¿Podría haber logrado quizás evitar que cambiaras tanto de haberlo hecho?'

'Lloro. Por la pérdida y por las razones. Lloro por no poder verte, olerte y sentirte y no entiendo el porqué me duele en lo más hondo del alma esta extraña necesitad de ti'

'Mi sangre. Tu sangre.

Una unión que siempre celebré hasta que mi corazón murió al verte partir.

No puedo...'

'Me siento desgarrada, Edward... Siento que no puedo verte por un miedo inmenso de perderme en ti. y sin embargo la sola idea de demorar siquiera un segundo nuestro reencuentro hace que me queme la piel.

Me siento condenada.

Dolor si estás y pena si no.'

'¿Cómo se supone que pueda ahora pararme allí, frente a ti y mirarte a los ojos sabiendo lo que sé? ¡Cómo podré soportar tu presencia mientras tu esencia nubla mis sentidos sabiendo que por más que lo anhele o quiera nunca serás para mí?

Dios. Me ahogo. Siento que me ahogo ¡Oh Edward! Siempre tú ¡Tenías que ser tú!

Este amor es una triste injuria y a la vez no puedo llegar a pensar o sentir algo que sea más puro que mi amor por ti.

Te necesito. Solo Dios sabe cuanto en verdad te necesito. Te necesito tanto o más que al mismo oxígeno. Mis manos pican por tocar nuevamente tu piel aunque más no sea para un mero roce accidental.

Me dueles en el alma y la tortura me sabe a gloria.

Mi amor por ti es lo más antagónico que he sentido jamás, y aún así no puedo ni soñar con ya no sentirlo en mí.

Los minutos y segundos pasan y lo único que sé es que tú estás a unos centímetros más cerca cada vez y que este amor fraternal es una maldita burla grotesca que me siento obligada a representar por el bien de todos aunque sienta mi corazón sangrar hasta llegar a la inutilidad.

Aquí, sentada donde tantas veces lloré tu lejanía y donde aquel último abrazo marcó un antes y un después en mí. Aquí, donde lloré mis penas por nuestras antiguas peleas, tus idioteces y mis infantilismos. Y donde mi pena ante tu partida rivalizó con el más grandilocuente mar.

Aquí... donde los pensamientos de ti haciendo tu vida sin mí y sin considerar siquiera que yo entre de manera distinta en esa ecuación, me han vuelto completamente loca.

Aquí. Sin ti.

Esperándote.

Odiándote y amándote por el simple hecho de ser tú.

Mi hermano.

Mi Edward.

Mi amor...'

.

Una vez más la joven solo perdió la mirada a través de aquel amado rincón de su cuarto, viendo como el sol se alzaba cada vez más por sobre el cielo aún gris claro mientras los nacientes rayos luchaban con la nubosidad habitual del lugar e iban desterrando la apacible oscuridad de la noche y como los pájaros volaban de un árbol al otro comenzando entonces con sus trajines del día... Viendo como la vida nacía, seguía y moría mientras ella se sentía lapidada en un momento sin fin. Una momento atroz de locura e indecisión. Y sin embargo, no había decisiones que tomar porque lo quisiera o no el destino cruel ya había entrelazado sus hilos y dictado su futuro mientras ella se limitaba a esperar expectante la resolución como una simple observadora más.

Tiempo.

Destino.

Deseos prohibidos.

Fe.

Necedad y necesidad.

Delirio.

Anhelos.

La luna por fin abandonó su lugar en el cielo y el sol permaneció obstinadamente oculto tras las densas nubes que en ese día en particular parecían teñir con su falta de colores aún mayor desesperanza.

Y a pesar de todo...

Era el día.


4 comentarios:

  1. Hola por fin llega el dia del tan ansiado reencuentro espero que de ahora en adelante todo sea mejor ahora que han reconocido sus sentimientos aunque tengo curiosidad por saber si todo sigue igual con Edward espero que si hasta el siguiente capitulo gracias
    Saludos y abrazos desde México

    ResponderEliminar
  2. siiiiiiiiiiii el gran dia...Me encantaaaaaa Gracias cielo ,besos desde Ecuador...

    ResponderEliminar
  3. Hola! gracias por el capi. por fin dios que emosion, de todo corazón espero que ya que los dos saben lo que siente tengan el valor para que ambos hablen y entiendan que su amor es reciproco.
    ahhhhhhhhhh ya quiero leer el próximo capi porfis actualiza pronto
    besos y abrazos colombianos

    ResponderEliminar
  4. al fin!!!!!!el reencuentro sera maravilloso!! una mezcla de mil sentimientos juntos!!!!!! siii!!! se lo merecen!!!!! espero la actualización!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter
  • FanFiction
  • Amor Yaoi
  • Youtube